Observatorio de bibliotecas y pueblos originarios en América Latina

Observatorio    Presentación

Observatorio de Bibliotecas y Pueblos Originarios en América Latina

Observatorio | Presentación


El "Observatorio de Bibliotecas y Pueblos Originarios en América Latina" es un proyecto enmarcado en las humanidades digitales. Propone la creación de un espacio virtual destinado a la recuperación, organización sistemática, exposición pública y divulgación de datos relacionados con el conocimiento indígena en América Latina en general, y con las bibliotecas que proveen servicios a los pueblos originarios del continente en particular.

Con participación y apoyo internacional, el proyecto pretende elaborar el primer estado actual de la cuestión sobre esta temática realizado en América Latina. Un estado cuidadosamente documentado y actualizado que expondrá:

  • la situación general del conocimiento tradicional de las sociedades originarias del continente: distribución, vigencia, usos (a través de la palabra hablada y la tradición oral, y de la palabra escrita e impresa en formato libro), necesidades, problemas, propuestas y amenazas.
  • el rol de bibliotecas, archivos, libros (y editoriales) y otros medios (especialmente las nuevas tecnologías) en su recuperación, preservación y difusión.
  • cualquier otra información relevante relacionada: legislaciones regionales y nacionales que afecten dicho conocimiento, instituciones e individuos responsables de la elaboración y aplicación de políticas y directrices, estadísticas, documentos oficiales, bibliografía académica, noticias, etc.

La información que pretende recuperarse mediante el "Observatorio" se encuentra en la actualidad muy dispersa, o es directamente invisible. Este espacio busca recolectarla con la colaboración de actores directos y organizaciones (inter)nacionales de varios ámbitos disciplinarios, y presentarla, organizada, en un único sitio. Los datos se estructurarán en tres ejes principales: oralidad, libros y bibliotecas.

  • En el eje oralidad se recoge toda la información existente sobre el conocimiento transmitido a través de la palabra hablada. Asociada a ella van las lenguas usadas y la vitalidad de las mismas, los usos de la oralidad, su necesidad para transmitir determinados saberes, etc.
  • En el eje libros, por su parte, se agrupan los datos sobre el conocimiento que ha sido plasmado de forma escrita, y las formas empleadas para hacerlo: los códigos utilizados, las editoriales, las ediciones (privadas o públicas), y las políticas y legislaciones al respecto (edición de libros como respuestas a tratados y leyes sobre publicación como apoyo a los indígenas).
  • Finalmente, en el eje bibliotecas se organiza la información sobre todos los espacios de almacenamiento, conservación y gestión de conocimientos, tradicionales o no.

La sistematización de esta información en una única plataforma obedece a la necesidad de contar con un panorama informativo amplio, sólido e interdisciplinario. Tal panorama es esencial para identificar y (re)conocer los problemas y las carencias que acucian al conocimiento indígena y a sus cultores/productores. Los procesos de conservación, apoyo, revitalización y difusión del conocimiento indígena necesitan, en primer lugar, de un sólido reconocimiento inicial de su estado: relevar sus componentes, sus actores, su vigencia, su distribución, sus características principales, sus canales, sus formas y contenidos, sus procesos y usos, las amenazas a las que se ve sometido, los problemas que tiene, las presiones que sufre, las oportunidades con las que cuenta... Sin esa información es imposible elaborar una política firme o un plan de acción a largo plazo sobre áreas como educación intercultural, preservación de lenguas amenazadas, recuperación de saberes relacionados con la sostenibilidad, inclusión social o uso de nuevas tecnologías. Solo mediante una información clara podrán establecerse políticas y podrán diseñarse acciones dirigidas a recuperar y fortalecer el patrimonio intangible y las identidades de las distintas sociedades originarias latinoamericanas.

En una segunda etapa, el "Observatorio" se plantea analizar la información recolectada para detectar e identificar temáticas sobre las que pueda trabajarse a través de equipos de colaboradores (in)directos, p.ej. patrones de problemas y carencias, y sus posibles motivos y soluciones. A partir de los resultados obtenidos a través de tal análisis podrán producirse (a) hipótesis que puedan comprobarse a través de trabajo de campo; y (b) materiales educativos básicos, recomendaciones, guías, lineamientos de trabajo, políticas y manuales que sustenten, a nivel teórico, la toma de decisiones y el diseño de proyectos.

A largo plazo, el "Observatorio" pretende convertirse en el nodo central de una red latinoamericana dedicada a la investigación del conocimiento indígena y sus canales, sistemas y tecnologías de transmisión y preservación; en un proveedor de información estratégica y de apoyo institucional; y en un espacio de referencia para propuestas relacionadas con esta temática.

El proyecto es totalmente replicable: una buena práctica exportable a cualquier otra región o nación del planeta en donde existan poblaciones indígenas. Se desarrollará desde la perspectiva de las humanidades digitales, que combinan las metodologías y valores académicos con las herramientas y la cultura y los valores de Internet. Este abordaje desde las humanidades digitales permitirá que el "Observatorio" se convierta, además, en un espacio plural y multidisciplinar de encuentro, discusión, investigación y construcción de saberes, que convoque a actores de distintos orígenes, experiencias y profesiones.



El responsable del "Observatorio" es Edgardo Civallero. Puede ser contactado a su correo electrónico personal, edgardocivallero (arroba) gmail (punto) com.

Este proyecto fue iniciado en febrero de 2017. El sitio web, creado en agosto de 2017, se encuentra de momento en fase de construcción.